Buscar
  • Julia Laberinto

29-IX-2018

Yo creía conocerme pero he olvidado mis rasgos. Me arrastraste a un silencio menos brillante, pero más profundo. Y, a través del turbio aire, me di cuenta de que las luces se descomponen. Una casa en medio de la nada hizo que recordara tu espíritu. Necesitas la calma de esa tierra para aprender. Te alimentas de tiempo imperturbable y de escribir tus recuerdos en un cuaderno. Tienes miedo a desaparecer y a olvidar, porque crees que lo transitorio tiene menos valor que lo inmutable. Después lees en alguna parte que todo es transitorio y veo en tus ojos alucinados la búsqueda. Llevas viviendo a ciegas todo este tiempo. Ahora solo sabes que nunca encontrarás el sentido. No sabes si es eso lo que te reconforta o es la automedicación. Pero has cerrado la puerta de esta casa y te pasas las tardes leyendo las palabras de otros e invadiendo a todo el mundo con las tuyas propias. Tienes un silencio voraz de significado, déjame que te lo recuerde.



0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now