Buscar
  • Julia Laberinto

2-X-2018

La carencia es agotadora. Desnudar las partes más vacías del cuerpo es exponerlas a la ferocidad de lo cotidiano. Hoy no puedo hablar de mi corriente interna, estoy seca. He intentado aprender un nuevo lenguaje, pero la piel desnuda me resulta extraña. Casi no me reconozco. Entiendo la decepción que causa lo inexpresivo de mi roce. He intentado transformarme en otras texturas, pero sigo sin transmitir la palabra exacta. Huelo a frío, sueno a una ausencia grave. Temo que el cuerpo no recuerde el camino hacia los otros.


0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now