Buscar

12-IX-2018

La indiferencia es peligrosa. Soy la superficie plana de un lago profundo; las imágenes pasan por mí sin perturbar mi extensión inabarcable. Registran sus formas en mis retinas cansadas y se desvanecen sin suscitar la melancolía más leve. Pero ya no sé si estoy en el fondo o en la superficie. Confundo los entornos desde que contemplo la realidad con los ojos hundidos. Ya no recuerdo por qué miro el futuro desde la desaparición más absoluta. Antes tenía miedo a que nadie me encontrara, a adquirir una suerte de transparencia por rostro y a olvidar mi nombre. Pero la mirada de los invisibles es clara. Por eso me regodeo en el pasivo arte de lo inalterable.


16 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now