Buscar
  • Julia Laberinto

10/XI/22

Silenciosa madrugada y me encuentro repitiéndome, preguntándome a mí misma quién soy y quién no soy. Ardiendo en esta cárcel de deseo subterráneo, apantallado. No tengo palabras para revelar la mirada a este mundo real, a esta dimensión del verbo y todo lo compartido.

Lo que arde es un callejón, piedra sobre la piedra cuando se diluye antes de ser comunicado. Cómo de fascinante es que estés tan lleno de silencio y que tan solo te acerque la palabra que no digo.

Te miro en llamas y, como todo lo que arde, ilumina y desaparece.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

6/XI/22